Cómo cuidar los embragues Volkswagen

Los embragues Volkswagen y las de todos los autos son una pieza vital para cuidar nuestros medio de transporte.

Muchas veces las personas ven que estos comienzan a fallar, que meter la velocidad no es tan fácil, que el auto carraspea como viejo enfermo.

Que cuando vas rodando con la tercera velocidad esta la bota y tienes que reducir para meterla de nuevo.

O que el auto no desplaza con la misma fuerza de ante y es porque el clutch te lo has cargado por no cuidar bien el embrague ni meter bien las velocidades con la caja.

Por eso es que hemos preparado este post, para explicarte cómo darle un buen cuidado y alargar la vida de este.

La importancia de los embragues Volkswagen

El embrague de un auto manual es uno de los repuestos Volkswagen que puede fallar si no se usa correctamente.

Es la arteria aorta de los autos manuales, por lo que dañarlo le quita oxígeno a todo y por cierto es de los repuestos más costosos.

Por lo tanto el que tengas malos hábitos de uso acaban provocando un desgaste prematuro del mecanismo y afecta el bolsillo del propietario.

El comportamiento inadecuado cuando se conduce, además de causar riestos en la seguridad vial, es un gasto desorbitado de combustible.

Afecta la mecánica de este y es que con la L en la mano nos hacemos dueños de la vía y le quitamos vida al auto.

Hay problemas de fábrica, que pueden aparecer pero lo normal es que la sensibilidad del embrague se gaste por culpa de un mal uso, por lo que muchas veces tenemos que cambiarlo antes de tiempo.

Si no quieres que a la larga las malas costumbres terminen con la vida útil, entonces te recomendamos desde Indra que sigas estos consejos.

Ten un buen funcionamiento del motor

Para esto tienes que bajar la temperatura por medio de líquidos de refrigeración y lubricantes, los cuales evitan que tenga esfuerzos adicionales y se desgaste el embrague.

Cuando arranques hazlo con suavidad para que el embrague no patine, lo ideal es que inicies la marcha y vayas soltando el pedal suavemente y de manera progresiva y acelerar sin que el motor supere los 1200 a 1300 rpm.

Además es posible que espere unos minutos hasta que el motor tenga la temperatura ideal.

Cuando lo enciendes en la mañana debes dejarlo calentar, especialmente en noches frías o cuando tienes días sin usarlo.

El tráfico en la ruta, las arrancadas en pendientes y las maniobras mientras lo estaciones hacen que el embrague trabaje más.

No instales el pie izquierdo en el pedal del embrague

Otra de las razones por la que los embragues Volkswagen fallan es porque las personas adoptan la costumbres de llevar el pie puesto en el pedal del embrague.

Esto lo hacen suavemente, apenas tocándolo, pero eso es suficiente para que comiences a tocar y se siente un desgaste que a la larga va “quemando” embrague.

Es algo que se va haciendo significativo, luego de recorrer 10 mil kilómetros de carretera urbana puedes llegar a cambiar de macha más de 50 mil veces, para que puedas llegar bien al embrague tienes que asegurarte de que el asiento está instalado longitudinalmente.

también se recomienda que no lo sueltes demasiado rápido o descoordinado con el movimiento de la mano sobre la palanca de las velocidades, porque esto le causa estrés al embrague.

En los semáforos ponlo en neutro

Muchas veces las personas cuando llegan al semáforo en rojo, ven que faltan 20 segundos para pasar a verde, entonces en vez de poner el neutro y dejar al auto reposar, dejan en primera y con el pie en el embrague para que no se apague.

Esto causa que el embrague se queme y desgaste, aunque muchos mecánicos arguyan que no sucede sí quema y sí desgasta.

Es un mal hábito que se puede evitar y le darás más vida, sin contar con que ahorras combustible, y el motor reposa unos segundos en el semáforo o donde lo detengas un segundo.

Deja la pereza y cambia la velocidad, no cuesta nada y ahorras mucho.

Pon las manos en el volante cuando conduzcas

Este es un consejo que puede parecer tonto, pero no lo es, cuando manejas con una sola mano y otra en la palanca hace que le ejerzas fuerza y afecte el embrague.

Controla el punto de embrague para sujetar el auto con el freno

Cuando tengas que frenar por una emergencia, usas el embrague para bajar velocidades. Solo para eso, pero no le comiences a bajar la velocidad como costumbre a punta de caja.

Debes hacerlo con el freno y con el embrague.

El conducto normalmente tiene un control absoluto del punto del recorrido del embrague para poder soltar el freno y pisar el acelerador con rapidez y suave para evitar que el auto cale y el embrague se mantenga a medio recorrido

Es un problema que tienen los autos modernos, porque es común que ahora tengan el sistema Hill Assist que ayuda al auto a no descolgarse hacia atrás por unos instantes cuando vas a arrancar.

No permita que una cuesta te obligue a trazar una ruta alternativa para evitarla, y claro que a la larga afectes el embrague.

Evita que llegue agua al cartel de embrague

Los repuestos Volkswagen pueden tener larga vida útil, gracias a que la marca alemana es muy buena.

Pero también depende de nosotros que les hagamos vivir su vida tal como está diseñado y no que la acortemos por ser irresponsables en su uso.

Entonces en casos de agua, tenemos que evitar que a los embragues Volkswagen les llegue agua cuando lavamos el auto.

La humedad puede penetrar en el interior y dañar o alterar el funcionamiento del sistema.

Si pones en marcha esta lista de consejos te prometemos que el embrague va a sonreír y el bolsillo también.

Recuerda siempre que en repuestos Indra tiene la ventaja de conseguir repuestos Volkswagen al mejor precio.

Si necesitas uno no dudes en contactarnos.