Buenos consejos para cuidar los embragues Seat

Conocer la forma correcta de cuidar los embragues Seat, es fundamental para el buen funcionamiento de tu auto. Aunque es cierto que las piezas de esta marca de coche pueden durar mucho, ya que son de excelente calidad, es necesario darles el trato adecuado para que cumplan con su función sin dar problemas, y por bastante tiempo.

De esa manera puedes ahorrarte dinero, y al mismo evitarás que el vehículo te deje botado en la calle. Puedes apoyarte con toda confianza y seguridad en los consejos que expondremos a lo largo de este artículo, porque son un aporte de nuestros profesionales de Indra.

Al cuidar los embragues Seat el auto funcionará bien

El embrague juega un papel de vital importancia en el buen funcionamiento del auto, ya que su función específica está relacionada con la potencia del motor –bien sea aumentándola o reduciéndola- al momento de hacer los cambios de velocidad. Por eso, cuidar los embragues de tu Seat o de cualquier otro auto es algo que debes hacer constantemente.

Generalmente los malos hábitos al conducir son los que terminan dañando esta importante pieza del auto. Si estos no se corrigen a tiempo, habrá más de una pieza que se dañe, e incluso, el motor puede llegar a averiarse.

También es importante que sepas que, el embrague es uno de los repuestos más costosos que tiene un auto. Por eso desde Indra, te ofrecemos estas recomendaciones para que los cuides apropiadamente, así podrás evitar problemas mecánicos y al mismo tiempo ahorrar dinero.

Mantén el motor en buen estado

La ubicación del embrague se encuentra entre el motor y la caja de velocidades del vehículo. De allí que nuestro primer consejo sea mantener el motor en buen estado, ¿De qué manera? Hay varias cosas que puedes hacer al respecto, por ejemplo:

  • Usa refrigerantes de calidad para evitar que el motor se recaliente.

 

  • Revisa constantemente los niveles de aceite que garanticen el funcionamiento óptimo del motor.

 

  • Por las mañanas, al encender el auto, deja que el motor alcance la temperatura adecuada antes de ponerlo en marcha.

Si el motor permanece en buenas condiciones, el embrague podrá cumplir su función sin tener que trabajar forzado.

El arranque del auto debe ser lento

Muchos conductores tienen la mala costumbre de forzar la potencia del motor al arrancar el auto, y salen a toda velocidad. ¡Hacer eso es un grave error! Para cuidar los embragues Seat eficazmente, el arranque del vehículo debes hacerlo lentamente, sobre todo cuando vayas a meter la primera velocidad.

Intenta lo siguiente:

  • Justo al comenzar a acelerar empieza a soltar despacio el embrague, así evitarás que el disco resbale y sufra algún desgaste.

 

  • En todos los cambios de velocidad, acelera solo lo necesario, sin exigir más potencia del motor que la requerida para ese momento.

Solo los autos de fórmula 1 deben arrancar a gran velocidad, pero el resto pueden hacerlo lento y así cuidar su buen funcionamiento.

Evita dejar pegado el pie al pedal del embrague

Otro de los errores más comunes que cometen los conductores, es manejar manteniendo el pie pegado al pedal del embrague. ¡Hay que evitar esa práctica! Eso solo traerá como consecuencia que el disco se queme o acelere su desgaste antes de que termine su vida útil.

El pie solo debe estar en el pedal en los momentos de hacer los cambios de velocidad, tanto de primera hacia quinta, como viceversa. También es importante que no sueltes el pedal demasiado rápido porque el embrague sufre un fuerte impacto que lo puede dañar. Más bien es un movimiento que va coordinado con la mano sobre la palanca de cambios.

Pon el vehículo en neutro cuando te detengas

Por lo general, cuando se está frente a un semáforo en rojo, algunos conductores optan por dejar el auto en primera velocidad y pisan el pedal del embrague para que no se apague. ¡Esta acción no debe hacerse jamás! Hay que evitarlo a toda costa porque esto daña el embrague.

Nuestra recomendación es que, al detener el auto, bien sea en un semáforo o por cualquier otra causa –aunque sea por poco tiempo- lo pongas neutro. Así evitas el desgaste del disco del embrague, también permites que el motor repose unos instantes y te ahorras combustible. Si comienzas ahora, podrás ver los resultados muy pronto.

Aplica el freno y controla el embrague

Nunca se debe intentar reducir la velocidad del auto pisando el pedal del embrague, para eso están los frenos. Lamentablemente hay quienes abusan de esta mala práctica de manejo y terminan dañando algunas piezas importantes del vehículo, incluyendo la caja, el motor y el embrague.

La forma correcta de reducir la velocidad es, aplicando los frenos y al mismo tiempo pisar el pedal del embrague hasta el fondo. Incluso, si se trata de una frenada de emergencia, ambos pedales deben aplicarse en el mismo momento. De esa manera se evita que el auto vibre o se agite dando brincos, y por supuesto se impide que ocurran daños irreversibles.

Protege el embrague del agua

Otra manera de cuidar los embragues Seat y de otros vehículos, es evitando que se llenen de agua. Esto quiere decir que, debes tomar las precauciones pertinentes al lavar el auto para que el agua no inunde esta importante pieza. La humedad puede ocasionarle un daño muy serio a su funcionamiento.

Por eso, si el auto lo mandas a lavar o el lavado lo haces por cuenta propia, debes asegurarte de que esa zona esté bien protegida. Esta clase de prevención evitará problemas mayores y el auto funcionará a plenitud, pero eso solo puedes lograrlo si pones en práctica estos consejos.

Recuerda que Indra tiene los mejores repuestos

Sabes que en Indra tenemos toda clase de repuestos originales y alternativos a buen precio. Puedes acudir a nuestras instalaciones, donde serás atendido por personal altamente calificado. En nuestra web también puedes comprar lo que necesites. Aquí encontrarás repuestos de calidad. ¡Indra espera por ti!